Más Noticias

Cláusula 251, la caja chica del sindicato de Pemex que usa en bebidas y tratamientos de belleza

Aun con sus graves problemas financieros, billonaria deuda y baja productividad, cada mes Pemex destina a su sindicato más de 7 millones de pesos que se usan en bebidas alcohólicas, cremas, tratamientos de belleza, plumas de lujo y arreglos de orquídeas.

Quizá ningún sindicato en el mundo laboral posee una cláusula para obtener este tipo de viáticos. Mucho menos para que los recursos terminen derrochándose en gastos superfluos. Pero, en México, el  Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) cuenta con la “Cláusula 251”. Mes con mes, un grupo selecto del sindicato petrolero echa mano de una bolsa millonaria que forma parte de su contrato colectivo que establece que se le debe pagar generosos salarios y prestaciones.

La mencionada cláusula refiere que “El patrón pagará los salarios y prestaciones, viáticos, ayuda para transporte y gastos conexos foráneos a 73 funcionarios del Comité Ejecutivo General que incluye asesores sindicales y Consejo de Vigilancia, 90 integrantes de las comisiones nacionales mixtas, 158 comisionados nacionales y 12 comisionados adscritos directamente a las órdenes del secretario general”.

Así, vía la Cláusula 251, el sindicato recibe de Petróleos Mexicanos (Pemex), mensualmente, 7 millones 865,000 pesos. Este dinero se destina, en parte, a gasto corriente, recibos de luz y agua, cuantiosos pagos a asesores, pero también para pagar cremas antiarrugas, arreglos florales, botellas de alcohol y pastillas para adelgazar, entre varios productos.

En principio, el dinero destinado a la Cláusula 251 se transfiere a dos cuentas de Banorte del sindicato. A junio del año en curso, dos estados de cuenta sumaban 1,150 millones de pesos: una, bajo el contrato número 745521 con 1,060 millones 598,268 pesos; y otra, bajo el contrato número 745520, con 89 millones 883,000 pesos.

En la víspera de que el STPRM celebre el 83 aniversario de su fundación —con Carlos Romero Deschamps al frente en los últimos 22 años—, Pemex arrastra una deuda récord de 1,949.9 mil millones de pesos, según sus propios estados financieros. Sin embargo, se observa que parte de su sindicato se maneja de forma boyante, dispuesto a derrochar recursos que a la empresa le son estratégicos.

La peculiar cláusula del STPRM llama la atención en el marco del plan de austeridad anunciado por Andrés Manuel López Obrador. El futuro presidente de México ha defendido la pertinencia de reducir salarios, recortar el uso de asesores y limitar los viáticos a lo mínimo indispensable en la administración pública. El derroche de los recursos del sindicato de Pemex no se ha mencionado aún.

Los 7 millones 865,000 pesos que asigna vía la Cláusula 251 estipula “viáticos y gastos conexos foráneos”, pero facturas de las que Newsweek en Español tiene copia evidencian que el Comité Ejecutivo del STPRM usa ese dinero en diversos gastos suntuosos.

Show More

Editorial Prensa Tamaulipas

Edgar Sanchez Mccoy

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: